“Esto es solo el inicio”

FUENTE:EL MERIDIANO DE CORDOBA | 09 DE AGOSTO DE 2015

javhoz

Habla el abogado José Javier de la Hoz Rivero, quien lleva el caso de Camilo Valencia Altamiranda contra Saludcoop.

¿Cómo le parecieron los fallos contra contra Martín Negrete Ávila (representante legal IPS Saludcoop) y Gustavo Rad de la Ossa (gerente regional Saludcoop EPS)?

José de la Hoz. Esto es el inicio de la estructuración del proceso. En estos casos muchas veces es más importante el trabajo de la formulación de las demandas por responsabilidad civil y actuaciones penales que el mismo proceso pues si no se recauda un buen material probatorio, normalmente el proceso no prospera.

¿Cómo está estructurado el proceso?

JDH. Número 1, preservar la vida de Camilo y darle condiciones dignas como la ley lo ordena. Y más que la ley, el mismo sentir humano. Por eso pusimos la acción de tutela, para que se le garantizaran la hospitalización en casa, así como los médicos lo ordenaron. 2: la otra acción está encaminada a recaudar material probatorio para que nuestro equipo forense, liderado por Máximo Duque Piedrahita, nos entregue la experticia del caso y poder formular demandas penales y acciones civiles contra Saludcoop.

“Martín Negrete trató de inducir al error al Juzgado Tercero Penal Municipal de Montería mostrando una epicrisis, no la historia clínica”.

¿Le parecieron justos los fallos con multas y días de arresto contra el representante legal y el gerente regiona?

JDH. No. Esas dos acciones judiciales no buscan resarcir el daño que causaron, buscaron garantizar la vida digna a Camilo. Los arrestos son, el primero (contra Gustavo Rad) por negarse a suministrar la atención de vida al joven y el segundo (Martín Negrete) por negarse a suministrar la historia clínica y ocultarla indebidamente. Esto no acaba con 30 días de arresto y pírricas multas. Necesitamos tener esa información para formular las denuncias penales. Tenemos claro que hubo mala praxis médica, no se ejecutaron los procedimientos conforme al conocimiento científico y eso desencadenó que Camilo Valencia esté en el coma vigil.

¿Qué dicen en Saludcoop, por qué no han entregado la historia?

JDH. Martín Negrete guarda silencio. Él trató de inducir al error al Juzgado Tercero Penal Municipal de Montería y a la familia de Camilo, entregó un oficio diciendo que era la historia clínica. Falso. Entregó una epicrisis de 10 hojas, es decir, un resumen de la historia clínica. La historia contiene notas de enfermería, procedimientos médicos cronológicos, todo lo que le hacen al paciente. Por eso le imponen 30 días de arresto. Nos dimos a la tarea de demostrarle al juzgado que él trato de inducir el error. También hablo de una tentativa de fraude procesal.

JDH. Precisamente: si no entrega la historia clínica debe pagar el arresto y pagar la multa. Y si no la entrega vuelvo y pido arresto. Nos quedaremos en un círculo vicioso. También esperamos una acción muy contundente de la Superintendencia de salud porque esto no puede seguir pasando. Existe una queja presentada ante la Secretaría de Salud, y ni siquiera a la Secretaría le han presentado esa historia clínica.

¿De tener la historia clínica, qué podría sobrevenir para Saludcoop?

JDH. Por un lado deben declararla responsable en varias instancias. La Superintencia debe imponer sanciones de carácter económico. Segundo, acciones penales. Y allí en este punto, es donde cobra importancia la historia clínica. Por eso la ocultan: a los forenses la historia clínica les habla. Nosotros tenemos apartes de la historia que alcanzamos a recuperar. Con esos apartes nuestro equipo forense nos envía un informe preliminar y sabríamos donde está la responsabilidad. Tercero, vienen acciones civiles tendientes a resarcir el daño que se le hizo a Camilo. Vamos a ir por la línea de mando de los directivos de Saludcoop.