Natalia Ponce ‘le dio la cara’ a los atacantes con ácido

FUENTE: BLURADIO.COM| 18 DE ENERO DE 2016

Este lunes, en la Casa de Nariño, se llevó a cabo la promulgación de la Ley 'Natalia Ponce de León' que endurece las penas y protege a quienes sean víctimas de ataques con ácido, agentes químicos o sustancias similares.

La promulgación de la Ley contó con la participación de varias personalidades, del presidente Juan Manuel Santos y de Natalia Ponce de León quien mostró su rostro por primera vez luego de las cirugías a las que se ha sometido tras el ataque con ácido que sufrió el 27 de marzo del 2014.

Con un emotivo discurso, Natalia Ponce aseguró que en el renacimiento que está viviendo quiere dedicar su vida a “hacer realidad algo que necesitamos urgente en Colombia y es una unidad de atención para quemados acorde a las necesidades de nuestro país”.

Además pidió a los colombianos que haya un “trabajo conjunto desde cada uno de sus ámbitos para que quienes seamos víctimas podamos reintegrarnos lo más pronto posible a la sociedad y que se dé la atención adecuada”.

“Trabajemos juntos para que podamos hacer de Colombia un país más justo y más grande”, dijo Natalia Ponce.

Por su parte, el presidente Juan Manuel Santos felicitó a Natalia por su fortaleza y afirmó que se necesitan más ciudadanos como la joven víctima de ataque con ácido que “hoy nos da un ejemplo maravilloso. Esas palabras que leyó no fueron simples palabras escritas. Son palabras que muestran su coraje”, dijo.

Explicó que la Ley es una realidad ya que la pena para los responsables de ese delito sube de 150 a 240 meses de prisión si la conducta es simple; de 251 a 360 meses de prisión si el ataque causa deformidad o daño permanente en la víctima; y se aumenta la pena hasta en una tercera parte si la conducta conlleva deformación del rostro.

Además, se prevé que el homicidio agravado (cuando la conducta sea cometida con sevicia) y las lesiones causadas con ácido no gozarán de los beneficios de suspensión condicional de la ejecución de la pena, de prisión domiciliaria, y de ningún otro de carácter judicial o administrativo.

El primer mandatario afirmó que “faltan muchas cosas por hacer pero nuestro compromiso sigue siendo firme y vamos a cumplir con las responsabilidades que esta ley le ha dado al Gobierno Nacional”.