Abelardo de la Espriella dice que a la vía de la Prosperidad la quieren convertir en "saco de boxeo"

Fuente: seguimiento.co | 14 de Julio de 2016

El abogado, que defiende los intereses del consorcio Ribera Este –contratista del proyecto- dice que la vía a la prosperidad “fue adjudicada como corresponde, de acuerdo a la ley”.

“La vía a la prosperidad fue adjudicada como corresponde, de acuerdo a la ley”. Con estas palabras, el abogado Abelardo de la Espriella defiende el proyecto que tuvo el miércoles en Bogotá una reunión, de carácter informal, en las instalaciones de la Procuraduría General de la Nación.

En el documento enviado a los medios de comunicación, el abogado afirma que ningún “otro contrato ha tenido tantos filtros jurídicos como este: fue revisado desde la Honorable Corte Constitucional, pasando por control judicial de la Fiscalía General de La Nación, La Contraloría, La Procuraduría y la justicia contencioso administrativa”.

“Solo hasta después de todos los controles judiciales, en mayo de 2015 empezó su ejecución, la cual se ha hecho estrictamente ajustada a las obligaciones contractuales. En Colombia debemos aprender todos a que los fallos de la justicia se deben respetar y no podemos seguir pretendiendo enlodar la función pública cuando una contra parte perdedora decide no acatar a los jueces y usar a los medios para desacreditar lo que perdió ante la ley”, señala el abogado.

Los recursos públicos –dice De La Espriella- están totalmente destinados a la obra y ya 16 kilómetros de vía han sido intervenidos, no hay ninguna irregularidad en la ejecución.

“Dentro del contrato se estableció conforme con los pliegos de la licitación, que el contratista debe actualizar los estudios que hizo Invías para soportar el proyecto. Eso precisamente se está haciendo. Hay que tener en cuenta que los estudios del Invías fueron hechos en 2007, antes de una de las peores crisis invernales del País, lo cual generó nuevas realidades sobre el terreno y cumpliendo con el cronograma contractual, hoy se avanza en la actualización de los diseños y estudios. Aún no hay un resultado final de los mismos y cualquier cosa que se diga al respecto, es especulación sin fundamento”, se lee en otro aparte del documento.

El DNP, en criterio del abogado “dentro de sus funciones y sus protocolos de seguimiento a proyectos ejecutados con cargo al presupuesto de regalías, ejerce unas actividades de advertencia sobre proyectos que estén desfasados de sus cronogramas y este es uno de ellos, por la simple razón de que estuvo suspendido mientras se hizo el análisis de legalidad por parte de todos los entes judiciales. Adicionalmente, está pendiente, como todos los involucrados, del resultado de la actualización de estudios y diseños, actividad que se adelanta de la mano de todas las entidades públicas por parte del contratista, tal como lo ordenan las cláusulas contractuales”.