“Queremos-indemnización”:-Hyundai-Colombia

 FUENTE: ELESPECTADOR.COM | 19 de Octubre de 2016

 

Este martes el juez del caso le entregará un informe de sus actuaciones a la Judicatura. Hay acusaciones hasta de espionaje industrial.

Demandas civiles. Conciliaciones fallidas. Denuncias en la Fiscalía. Inspecciones de la Superintendencia de Industria y Comercio. Señalamientos de sobornos. Vigilancias especiales de la Judicatura y la Procuraduría. El fin del matrimonio de 24 años entre Hyundai Colombia Automotriz S. A., la empresa de Carlos Mattos, y Hyundai Motor Company, la casa matriz coreana, llegó el 15 de septiembre de 2015, cuando los coreanos dijeron “no más”. Desde entonces la pelea sólo sube de tono. Y el aparato de la justicia colombiana está de por medio.

El asunto ha escalado a tal punto que hoy, en Colombia, hay 9.143 carros nuevos represados en zonas francas, sin poder ser vendidos en ninguna parte del territorio nacional. Esa restricción fue ordenada como medida cautelar por el Juzgado Sexto Civil del Circuito, que le indicó a la multinacional coreana que mientras se resolvía el pleito con Hyundai Colombia sólo con ella podía comercializar sus vehículos. Es decir: obligó a los coreanos y los colombianos a entenderse hasta que se tramite el divorcio

Muchas cosas han pasado en las últimas semanas alrededor de este caso. Apenas hace dos días el juez que ordenó la medida cautelar, Reinaldo Huertas, terminó de redactar un informe que este martes le enviará al Consejo Seccional de la Judicatura, el cual, ejerciendo vigilancia judicial, pidió una explicación del paso a paso de todas las decisiones que ha tomado en este controvertido proceso. Ante ese juzgado fue que los abogados de Carlos Mattos demandaron a Hyundai Corea por haber terminado abruptamente su contrato.

“Al posicionamiento de la marca se le invirtieron US$550 millones. ¡Imagínate, US$550 millones! No estamos pidiendo nada extraordinario, sólo lo que la ley ordena: una indemnización”. Quien lo dice es Abelardo de la Espriella, penalista, uno de los nuevos abogados de Hyundai Colombia y de Carlos Mattos junto con Iván Cancino. Entre los hechos recientes resalta, de lejos, el cambio de defensores, especialmente por las circunstancias en que se dio: todos los litigantes que representaban a Mattos renunciaron de un tajo hace 15 días.

El 30 de septiembre pasado se supo que Carlos Ignacio Jaramillo, Gabriel Ibarra, Jaime Granados y Juan Ignacio Gamboa habían rechazado seguir trabajando para Mattos. Lo mismo que Néstor Camilo Martínez Beltrán, hijo del fiscal general, Néstor Humberto Martínez, quien hasta hace unos meses fue también abogado de Mattos en este asunto. Martínez Neira, le confirmó la oficina de prensa de la Fiscalía a este diario, no se ha declarado impedido porque el proceso no está en su despacho.

No obstante, el pasado 29 de septiembre —un día antes de las renuncias—, y ante la duda general de cómo procedería en un asunto que relacionaba a un antiguo cliente suyo, Martínez Neira envió su primer mensaje en una rueda de prensa: “La Fiscalía tiene evidencia documental de que fue manipulado el reparto de asignación de denuncias y de demandas y que en tres casos, según la evidencia documental que poseemos, fueron enrutadas esas demandas hacia el Juzgado Sexto Civil del Circuito de Bogotá”.