De La Espriella le responde a Turbay por llamarlo irrespetuoso

FUENTE: ELUNIVERSAL.COM.CO | 9 DE JUNIO DE 2017

El abogado Abelardo De La Espriella se refirió a su intervención en la XI Cumbre de Comunicación Política en Cartagena, en la que criticó lo que considera “múltiples incoherencias del presidente Santos a lo largo de sus siete años de gobierno”.

Ante la reacción del gobernador de Bolívar, Dumek Turbay, que lo llamó irrespetuoso por la forma cómo se refirió a Santos, De La Espriella le contestó a través de un pronunciamiento que en apartes dice: “Ni una sola palabra ofensiva salió de mi boca”.

“La mermelada no solamente corrompe; también vuelve tarados a los que viven de ella. El Gobernador me llama irrespetuoso por decir la verdad. Lo único que hice fue ratificar que (...) Santos es incoherente, inconsecuente y, además, no le pone corazón a lo que hace. Turbay salió en defensa de Santos porque, al igual que este, ha hecho de la traición y de la deslealtad una forma de vida”, dice el abogado.

El texto completo de la comunicación del abogado enviada es el siguiente:

“Dumek Turbay es un lacayo del Régimen”:

Definitivamente, la “mermelada” no solamente corrompe; también vuelve tarados a los que viven de ella. El gobernador de Bolívar me llama irrespetuoso, por decir la verdad. En mi intervención en la Cumbre de Comunicación Política en Cartagena, publiqué un video que recoge una pequeña muestra de las múltiples incoherencias en las que ha incurrido el presidente Santos a lo largo de sus siete años de gobierno. Ni una sola palabra ofensiva salió de mi boca. Lo único que hice fue ratificar lo que el País ya sabe de sobra: el presidente Santos es incoherente, inconsecuente y, además, no le pone corazón a lo que hace. Turbay salió en defensa de Santos porque, al igual que este, ha hecho de la traición y de la deslealtad una forma de vida.

Dumek es un populista obnubilado por las canonjías del Gobierno. Él se arrima siempre al árbol que más sombra provea. Empezó de la mano del expresidente Uribe, se aupó sobre los hombros de Juan Carlos Gossaín, ahora juega con la estabilidad del País apoyando obsecuentemente las nefastas políticas de su amo, entre ellas el proceso de paz, con el que se está cediendo la institucionalidad de la República a la subversión; todo ello con un solo objetivo: obtener recursos nacionales para satisfacer intereses particulares, arropado en una falsa imagen de buen administrador y de político innovador. Solo para los juegos nacionales el impoluto mandatario de marras recibirá 100 mil millones de pesos. Este asunto debe ser examinado con lupa.

Dumek hace parte de una vieja casta política, disfrazada de modernidad, que se junta en la mesa con lo más putrefacto de la politiquería, para hacer pactos Non Sanctos. Ante la opinión pública posa de prohombre, con un maquillaje barato que permite ver en el fondo de su alma. Hurgar en la administración Turbay es un deber ciudadano para comprobar que tanta belleza no puede ser cierta. Por eso, hoy radiqué, ante el despacho del señor gobernador, un derecho de petición en el que solicito toda la información de la contratación pública, que se ha suscrito desde el comienzo de su mandato.

El gobernador me recrimina, me gustaría verlo igual de vehemente exigiéndoles al Gobierno y a las Farc que las armas de la guerrilla sean entregadas de una buena vez, o que los niños que se llevaron a la guerra sean devueltos al seno de sus hogares; pero ni lo uno ni lo otro.

Probablemente, Turbay tenga razón, y yo sea un hombre irrespetuoso; pero ciertamente eso es menos reprochable que ser un lacayo del Régimen, como él lo es.

Abelardo De La Espriella.