Libre pastor sindicado de presunto abuso sexual

Luego de su presentación ante las autoridades del pasado sábado, el pastor Álvaro Javier Gámez, acusado de ser el presunto responsable del delito de abuso sexual en menor indefensa y acceso carnal abusivo, fue llevado ante un juez de garantías de Bogotá, quien determinó que el religioso no ameritaba una detención preventiva ya que, a su juicio, no representaba un peligro para la sociedad.

Gámez, líder espiritual de la iglesia Salem de San Juan de Pasto, fue grabado con una cámara escondida en el momento de sostener relaciones sexuales con una de sus supuestas víctimas.

Esos videos fueron presentados ante el ente acusador, quien le abrió investigación al religioso y de allí que las presuntas mujeres abusadas hayan contactado a la Red de Apoyo para Víctimas de Sectas para instaurar su denuncia.

En declaraciones radiales, Luis Andrés Caicedo, representante en Colombia de esa red, precisó que la mayoría de esos actos sexuales se presentaba mientras en la sede de la Iglesia Salem se celebraban las ceremonias de adoración.

"Nos dimos cuenta de que había muchas muchachas que ingresaban de manera oculta a la oficina de este apóstol y tuvimos también grabaciones en las que en el culto del domingo ingresaron hasta ocho chicas a tener relaciones, donde el tipo las degrada y las humilla", indicó Caicedo.

No obstante esa prueba presentada por la defensa, Abelardo de la Espriella, quien defiende los intereses de Gámez, precisó que las relaciones que se ven en las cintas fueron consentidas y que en ningún momento se hicieron bajo presión.

Pese a la decisión del funcionario judicial, el apóstol Gámez seguirá vinculado al proceso hasta tanto se dé la preclusión del proceso.

Fuente: Revista Semana.com | Lunes 9 Julio 2012