Ofensiva jurídica contra Ecopetrol

El polémico abogado Abelardo de la Espriella denunció penalmente a los miembros principales del directorio de la estatal petrolera como supuestos responsables de homicidio por la explosión del poliducto de Dosquebradas, Risaralda

El abogado Abelardo de la Espriella interpuso una denuncia penal ante la Unidad Seccional de la Fiscalía del departamento y aduce que los directivos de Ecopetrol pueden ser responsables por omisión de acciones preventivas.

Esta y otras posibles acciones judiciales, emprendidas incluso por personas que buscan hacer de la tragedia una oportunidad de lucro, ya habían sido previstas por la Junta Directiva de la entidad. Es por eso que en el balance de utilidades del tercer trimestre de la empresa más rentable del país el rubro denominado previsiones litigiosas tuvo un impacto significativo en la reducción del 22,6% que muestra el balance.

De la Espriella, representante de las víctimas de la explosión en Dosquebradas en la que murieron 32 personas, interpuso una denuncia penal ante la Unidad Seccional de la Fiscalía del departamento y aduce que los los directivos de Ecopetrol pueden ser responsables por omisión de acciones preventivas.

La tragedia se presentó en la época de Navidad de 2011 y afectó a los habitantes del barrio Villacarola. De acuerdo con las versiones oficiales, la inestabilidad del terreno causó una explosión del poliducto que conduce crudo en el tramo Salgar-Cartago. La empresa que está encargada de la vigilancia y administración de poliducto también culpó a los ladrones del combustible que generaron fugas en el trayecto, pero lo cierto es que hasta hoy no hay claridad plena sobre las causas.

En el documento de la denuncia el abogado de la Espriella argumenta la responsabilidad de Ecopetrol en las lesiones de las víctimas porque “de acuerdo con un recuento fáctico realizado, hace aproximadamente 8 años ocurrió una explosión similar”. Además, la Contraloría General de la República ha precisado que se debe imputar responsabilidad fiscal a la empresa porque hay una “omisión en el oportuno mantenimiento del poliducto y no al hurto de combustibles o al deslizamiento de tierra”.

Según el denunciante, la empresa tenía pleno conocimiento de la problemática. El hurto de combustible se venía presentando de tiempo atrás, lo que obligaba a la junta directiva a iniciar acciones que garantizaran la seguridad y la corrección de las posibles fugas. Eso garantizaría la seguridad de los habitantes de las zonas urbanas cercanas al poliducto. Además los pronósticos del Ideam eran de popular conocimiento ya que en la región se venían presentando muchas lluvias que incrementaban el nivel de la quebrada Aguazul, aledaña a las casas, y eso ponía en peligro los habitantes del barrio Villacarola y al poliducto.Varios informes de la Corporación Autónoma Regional (CAR) de Risaralda también activaron las alarmas que incrementaban el peligro en la zona de Dosquebradas. La lluvias se hicieron más constantes en los últimos meses del 2011 y ellos ya habían publicado las proyecciones de la zona.Por todo lo anterior, Ecopetrol tendría que responder económicamente. La denuncia penal aduce la presunta responsabilidad civil de la junta directiva y el presidente de la empresa por “homicidio a título de dolo eventual” .

Fuente: REVISTADINERO.COM, 31 de Octubre de 2012